Con la fisioterapia hay que tratar la musculatura, pero también las articulaciones, ya que a menudo nos olvidamos de ellas.

Es fundamental que una articulación pueda moverse libremente, sin restricciones y con armonía, poco esfuerzo. Por ello, utilizamos técnicas manuales, como Sohier, por rearmonizar y desbloquear las articulaciones afectadas, siempre de forma no agresiva ni dolorosa para el paciente.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.  [ más información ]